FANDOM


Guerra de la Santa Alianza
Inicio:

junio de 1867

Fin:

24 septiembre de 1867

Lugar:

Principalmente en el Estuario del Río de la Plata

Resultado:

Victoria de la Alianza

Combatientes
Confederación argentina
Confederación Argentina
Bandera Paraguay (1842-1954)
República del Paraguay
Bandera Uruguay
República del Uruguay

La Santa Alianza
Bandera Reino Unido
Reino Unido
Bandera Francia
Francia
Comandantes

Ricardo López Jordán (h)


Fuerzas

10.000

9.500

Bajas

800

950

  [Source]

La Guerra de la Santa Alianza es un conflicto que transcurre en la realidad alternativa Confederación Argentina enfrentó a la alianza Argentina-Uruguay-Paraguay (la Santa Alianza) con la escuadra Anglo-francesa por el bloqueo que llevaron acabo entre los meses de junio y septiembre de 1867.

Panorama general

La interdicción porteña no trajo la paz que el presidente Derqui esperaba. Los aún activos miembros del partido liberal (herederos de los unitarios) habían estado conspirando en secreto para lograr que las potencias centrales intervinieran en el Rio de la Plata y ayudaran a disolver el gobierno confederal. Mientras tanto, el 1 de mayo de 1862, el congreso confederal sancionaba la ley de nacionalización de la Aduana porteña lo que empeoró las relaciones de los confederales con los porteños y que concluyeron en el intento de asesinato del presidente derqui del 25 de mayo de 1863, fracasado el asesinato e iniciada las persecuciones a los supuestos autores intelectuales del mismo, muchos prominentes miembros del partido liberal - entre ellos Valentín Alsina - decidieron huir al Uruguay algunos y otros a Chile. En Uruguay, los exiliados siguieron sus planes para la intervención extranjera en el Rio de la Plata.

El Segundo Bloqueo anglo-francés

En 1866, el mandato del presidente Derqui estaba por concluir, ya se habían realizado las elecciones y el ganador había sido el gran héroe de Pavón: Ricardo López Jordán (h). Los porteños vieron empeorar su situación con la victoria de un federal duro como López Jordán, sin apoyos en el interior, sin un partido organizado y sin el control del Puerto – que podría haberles dado la posibilidad de adquirir armamentos del extranjero – perdieron las esperanzas de tomar el control del país. Más aún, en 1866, ya iniciado el mandato del Presidente López Jordán, este anunció que extendería la Interdicción Porteña por 10 años más, esta noticia llegó a Londres, y como se sabía que había conversaciones para incorporar al Uruguay a la Confederación aprovechando la situación favorable tanto interna (el control sobre los porteños y una Paz Armada) como externa (la debilidad de un Imperio del Brasil en Guerra Civil y la Alianza estratégica con el Paraguay) causando un desequilibrio en la Cuenca del Plata, los ruegos de las élites porteñas fueron escuchados y una flota británica y francesa se preparó para intervenir en el conflicto interno de la Confederación. La flota anglo-francesa, comandada por el Almirante inglés- -- -- - - - arribó al estuario del Plata a principios de 1867, eran 139 barcos de guerra armados con la última tecnología en armamento. Los barcos fueron avistados desde el Puerto de Buenos Aires y, sin demora, las autoridades portuarias lo comunicaron al Gobierno de Paraná. A distancia de fuego dispararon a los barcos de guerra confederales que patrullaban el estuario del Plata, y sin más bloquearon el paso de toda nave desde o hacia Buenos Aires y Montevideo. Anoticiado el Congreso de Paraná, le ordenó al Presidente que pusiera fin al bloqueo por todos los medios necesarios. El Congreso declaró la Guerra y el presidente comenzó a movilizar a las tropas federales y a las milicias provinciales a la Ciudad de Buenos Aires y les ordenó custodiar el Puerto y mantener la paz en la ciudad, el Congreso impuso el estado de sitio y ordenó arrestar y procesar a cualquier porteño que osara desafiarlo (pues sabía que los enemigos de los federales aprovecharían una eventual invasión extranjera para conquistar el país).

La Santa Alianza

En abril de 1867, el embajador de la Confederación Argentina, Juan Bautista Alberdi, se reunió en Asunción con los representantes de los gobiernos del Paraguay y del Uruguay, y pactaron una Alianza para enfrentar a los invasores, nombraron a la Virgen de Itatí como Generala del Santo Ejército y de la Flota Aliada y se lanzaron a la Guerra.

El 22 de abril Alberdi fue recibido directamente por el general presidente, Solano López, que se mostró del todo de acuerdo (“fervientemente”, según el informe de Alberdi) en la empresa, quedando en tratativas para definir con precisión los términos de la alianza, en la que participaría también la Banda Oriental. El 24, tras largas deliberaciones, la asamblea paraguaya declaraba la guerra las potencias “usurpadoras” y concedía a Solano López el grado de mariscal para llevar adelante “la defensa de los intereses paraguayos en el Plata”. Sin embargo, en esos días, en clara connivencia con los complotados porteños en Buenos Aires, el genera Venancio Flores desembarcaba furtivamente en Colonia, alentando al levantamiento contra el gobierno colorado (27 de abril); tomando medidas para reprimir el suceso, un primer encuentro resultó desfavorable para las fuerzas oficiales, lo que alentó la suma de partidarios a las fuerzas de Flores. El peligro en que se encontraba su gobierno, el presidente oriental Tomás Villalba aceleró las tratativas que se estaban llevando a cabo y el 8 de mayo se firmó en Montevideo, con representantes de la Confederación Argentina y el Paraguay el tratado de la Triple Alianza.

El acuerdo era de orden defensivo, públicamente en oposición al bloqueo de las potencias europeas, pero a nadie se le escapaba que se trataba de una medida de urgencia para enlazar los esfuerzos de Argentina y Uruguay en la represión de sus disidentes: los porteños unitarios o liberales en el primer caso, y los colorados de Flores en el segundo. A Solano López tampoco se le escapaba que un cambio en el status quo geopolítico en el estuario del Plata afectaría los intereses comerciales del país mediterráneo: no podía concebir una nueva Buenos Aires escindida o, aún peor, victoriosa junto a un aliado en la otra costa, que podían llegar a cerrar el río, única vía de comunicación con el exterior del Paraguay. En tanto, por esos días, la flota bloqueadora se había mantenido relativamente pasiva, más allá de recibir los comunicados de protesta de los diplomáticos extranjeros, norteamericanos en particular. Sin embargo, con la situación plantada por el levantamiento de Flores (incluso se dijo que su arribo primero a Buenos Aires había sido desde un buque de guerra francés) pareció dar impulso a sus comandantes. El 5 de mayo era atacada y ocupada la isla de Martín García, punto estratégico para el dominio de los ríos interiores; con esta medida quedaba aún más asegurada la vía de comunicación entre Flores y sus aliados porteños. No obstante, el Congreso en Paraná no había perdido tiempo: el 9 de mayo, según los términos del tratado de la Triple Alianza, Urquiza era nombrado general en jefe de las fuerzas de la coalición. Se formaron dos núcleos de fuerzas, uno que debía operar en los ríos Uruguay y Paraná para enfrentar directamente la penetración de las escuadras bloqueadoras, con un teatro de operaciones secundario en la Banda Oriental para el apoyo del acosado gobierno uruguayo (fuerzas al mando del coronel mayor Mansilla); y un segundo núcleo, al mando del mariscal Solano López, constituido principalmente por paraguayos, que debían bajar siguiendo el curso de los ríos antes mencionados para sumarse al esfuerzo contra los anglo-franceses; además, esta agrupación debía servir de reserva en el caso muy probable de una intervención contra Buenos Aires. En tanto, se organizaban las guardias nacionales del resto del territorio, una medida más de alarde que efectiva, ya que su lejanía del teatro principal y su escasa entidad nulificaban su participación. A pesar de lo sucedido durante el primer bloqueo anglofrancés, las escuadras repitieron su accionar como en 1846. Se lanzaron al interior de los ríos, donde fueron molestadas por las baterías volantes argentinas, aunque no se dio un encuentro de importancia como la Vuelta de Obligado. El 14 de mayo realizaron un intento de desembarco en Corrientes, pero ante la vista de fuerzas superiores (paraguayos al mando del coronel Robles), se contentaron con saquear e incendiar algunas propiedades cercanas a la costa, para luego reembarcar. El gran combate estaba reservado para la gloria de los guaraníes. Apurados por la llegada del invierno y faltos de provisiones, la escuadra fluvial atacó sin mucha preparación las poderosas fortificaciones de Humaitá, que cerraba el paso a Asunción. El 23 de mayo de 1867 se inició al romper el día un gran bombardeo que apenas causó daños entre los paraguayos; desde las fundiciones de la capital asunceña se habían mandado a forjar grandes cadenas que cerraban el río, atravesadas sobre barcazas. El fuego de los buques era respondido por el de la fortaleza que, sin embargo, también hacía poca mella en los vapores galos y británicos. Un primer intento de cortar las cadenas fracasó al estar mal coordinado. El 24 de mayo se renovó el asalto, esta vez con tropa desembarcada (los comandantes europeos tenían la esperanza de que estas tropas recogieran algo de provisiones para sus ya hambrientas fuerzas); el fracaso fue peor y los cañones paraguayos causaron graves bajas entre los asaltantes. Ante el desenlace, la flota hizo un último intentó en cortar las cadenas que fue coronado por el éxito, pero se trataba de una medida para salvar el honor, ya que no se podían arriesgar a seguir río arriba ante esa resistencia y con muchos heridos y enfermos, por lo que inmediatamente volvieron a bajar por el Paraná, dejando a los paraguayos victoriosos.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar