FANDOM


Guerra Civil Inglesa es el término con el que se hace referencia al conflicto armado que se desarrolló en Gran Bretaña (más precisamente en Inglaterra) como consecuencia del atentado de Londres del 20 de mayo de 1910 y el deseo de diversos grupos políticos de abolir la monarquía e instaurar una república.

El conflicto está inextricablemente mezclado y forma parte de los conflictos que estallaron en Escocia e Irlanda.

Consecuencias psicológicas del regicidio

La ciudad de Londres de principios del siglo XX a menudo se ha descrito como "la Capital del Mundo". Pero el 20 de Mayo de 1910 un ataque inesperado sacudió hasta sus cimientos a esta gran ciudad conocida por su capacidad de recuperación y sus enormes recursos. El regicidio sobrepasó los mecanismos psicológicos que utilizan diariamente los londinenses para enfrentar el estrés; éstos no anticipaban ni aún siquiera sospechaban un ataque terrorista de tal magnitud en su propio país. Si bien había antecedentes, este hecho superaba todo lo imaginable.

Algunos sobrevivientes del ataque vivieron el asesinato de los monarcas dentro de un marco religioso de tipo apocalíptico, tal como "el día del juicio final" o "el fin del mundo". Hasta muchos que no se consideraban personas religiosas antes de esa fecha describían lo sucedido de esta forma. En la población se volvieron comunes las descripciones de problemas para dormir, de pesadillas, de agitación, de ansiedad, y de ira.

Los londinenses comenzaron a presentar un alerta y sospechas excesivas, particularmente hacia individuos que aparentan tener ideas o actitudes anarquistas o maximalistas. Durante las siguientes semanas, los londinenses vivieron permanentemente estados de temor, ira e incredulidad.

Republic Now

Al producirse la Masacre de Londres, James Keir Hardie y otros políticos como Arthur Henderson y Ernest Thurtle, reavivaron su prédica republicana, pero siempre optando por una vía pacífica, en contraposición al ala radical del Laborismo, dirigida por George Lansbury y James Maxton.  Ambos grupos coincidieron en cuatro lemas principales:

  1. "La Familia Real ya no es un partido necesario de la constitución británica"
  2. "El principio hereditario en la Constitución británica debe ser abolido"
  3. "La frase 'jefe ceremonial de estado' puede ser engañosa. Sugiere que el papel es puramente para la decoración, cuando es realmente una parte crucial del sistema político."
  4. "Un rey o una reina no tienen legitimidad democrática así que nunca pueden actuar independientemente del gobierno"
Lansbury creía que debía estallar una "revolución social", la cual eventualmente removería la monarquía. James Maxton propuso una "enmienda republicana" a la Ley de Abdicación, que habría establecido una República en Gran Bretaña. Maxton argumentó que, si bien la Monarquía había beneficiado a Gran Bretaña en el pasado, había "sobrevivido a su utilidad".  James Maxton era un político escocés de extrema izquierda y líder del Partido Laborista Independiente (Independent Labour Party - ILP).El 1° de junio, las facciones "radical" y "moderada", integradas por George Lansbury y James Maxton, y James Keir Hardie,  Arthur Henderson y Ernest Thurtle, respectivamente, se unen y forman el grupo Republic Now (República Ahora), comandado por un Board of Directors o Junta Directiva.  Republic Now emite una proclama que pide la transformación del Reino Unido en una "Mancomunidad (Commonwealth) democrática, federal y secular de Gran Bretaña", con un presidente elegido. La monarquía sería abolida y reemplazada por una república con una constitución escrita.

Entre las primeras medidas, el Board of Directors establece entablar conversaciones con otras agrupaciones similares en Europa.  Más tarde emite una declaración en favor a la independencia de Irlanda y Escocia.

Reacción

La reacción de las autoridades no se hace esperar y a la represión desatada desde mayo contra anarquistas, socialistas revolucionarios y cualquier extranjero sospechoso, se le suma el ataque a cualquier persona susceptible de ser tildado como "republicano". Por primera vez en siglos, los ingleses ven patrullas militares y policías armados en la calles de las principales ciudades y asisten a requisas y allanamientos. Se restringe la libertad de prensa e incluso algunos periódicos son clausurados, tal el caso de The Observer, The Daily Citizen, The Scotsman, The People y The Guardian. El gobierno decidió incluso cancelar el derecho de reunión. Estas medidas fueron ordenadas por Winston Churchill, en ese entonces Ministro del Interior (Home Secretary). Churchill cargaba sobre sus espaldas el fallo en la seguridad que permitió el atentado del 20 de Mayo. En lugar de presentar su renuncia, se atornilló en su puesto y culpó a los "anarquistas, a los inmigrantes judíos y a los coolies (trabajadores con escasa cualificación procedentes de la India, China y otras colonias)".

Parlamento

Sin embargo, el Primer Ministro Herbert Henry Asquith (del Partido Liberal y al frente del gobierno desde el 5 de abril 1908) fue acusado por los sectores más conservadores de "tibio" y "complaciente", incluso de "republicano". Recordemos que Asquith había estado en conflicto con la Cámara de los Lores en relación con las leyes fiscales progresistas que se aprobaron en enero de 1910.

El Parlamento se divide una vez más y estalla un grave conflicto institucional que enfrentó a las dos cámaras: la de los Comunes, integrada por una mayoría liberal que apoyaba a Asquith, y la otra, la de los Lores, que se oponía firmemente a éste y pedía su dimisión.

En la vereda opuesta estaba Arthur Balfour, líder del Partido Conservador y ex Primer Ministro.

Asquith debió hacer frente también a Winston Churchill, quién aspiraba a suplantar a Asquith. Churchill era un defensor del Imperio y estaba a cargo de la investigación del atentado y de las medidas represivas en marcha.

Se alzan las voces

William Abraham

William Abraham

William Abraham, representante de Rhondda, Gales, y secretario de la poderosa Miners Federation of Great Britain, alzó su voz en defensa del Primer Ministro Asquith pero reclamó, como ya venía haciendo, mejoras laborales y sociales para el sector de los trabajadores; incluso dejó establecido que los mineros podrían apoyar al grupo Republic Now si sus demandas no eran satisfechas.

El escocés William Anderson del Independent Labour Party y fundador del periódico The Daily Citizen reclamó un nuevo estatus para Escocia e Irlanda. De igual forma se expresaron Thomas Lough (irlandes del Partido Liberal) y el también escocés James Ramsay MacDonald, miembro de la Social Democratic Federation (SDF). Todos ellos se habían opuesto a la guerra Böer y eran anti-imperialistas.

Estallido en Londres

Sitio de la Calle Sidney

Algunos historiadores sostienen que el 5 de junio estalla la Guerra Civil cuando Churchill en persona dirige un asalto contra un edificio de la calle Sidney N°100, en el barrio de Stepney, uno de los barrios más judíos de Inglaterra. Churchill corrió a la escena para dirigir las operaciones y autorizó el despliegue de 124 efectivos, entre soldados y policías.

Guerra Civil Junio 1

Sitio de la Calle Sidney

Según un periodista "Los asesinos disparaban primero desde la planta baja, luego la ventana de arriba ... entonces habría un ladrido de rifles en respuesta. Cerca de la una de la madrugada una fusilada especialmente aguda sonaba como un gruñido de exasperación .... Una pequeña pluma de humo que se curvaba por la ventana por debajo del punto de ataque. Pensamos que al principio era humo de pistola y luego con una emoción vimos que la casa estaba en llamas".

Guerra Civil Junio 2

Sitio de la Calle Sidney

Churchill se negó a permitir que la brigada de bomberos apagará las llamas hasta que los disparos desde el interior se detuvieron. Cuando lo hizo y la policía entró, sólo dos cuerpos fueron encontrados. Un escritor, Stephen Bates, ha argumentado: "La lección que la policía tomó del asedio no fue que hubieran exagerado, sino que necesitaban mejores armas. La lección que tomó la prensa fue que el gobierno liberal era suave con los inmigrantes". Los dos hombres muertos, Fritz Svaars y William Sokolow (ambos de origen lituano y buscados por el gobierno ruso) habían participado del magnicidio. Sin embargo, el cerebro del mismo, George Gardstein, continuaba libre, aunque herido y escondido.

Pedro el pintor

Peter Piaktow

Los sucesos del Sitio de la Calle Sidney (Siege of Sidney Street) fueron aprovechados por el anarquista de origen eslavo Peter Piaktow, alias Peter el pintor, para soliviantar a las masas (mayoritariamente inmigrantes) que vivían en pésimas condiciones, al grito de "¡Muerte a la monarquía!".

Todo el East End de Londres estalló. Se volcaron vehículos y se armaron barricadas. El mismo día numerosos estudiantes (incluidos miembros de la Indian House), a los que se unieron trabajadores, marcharon por las calles de Londres protestando por las medidas represivas. Estas marchas fueron duramente reprimidas por las fuerzas del orden.

Mientras tanto, en el Parlamento, el conservador Arthur James Balfour pedía sin éxito la dimisión del gobierno por su incapacidad de resolver la crisis, en un último intento de salvar la monarquía.

Tenue calma

El día 6 transcurrió en una tensa calma, con hechos aislados de violencia.

El día 7 se volvieron a registrar combates en los barrios de East End, Chelsea y Hammersmith.

El 9 de junio la situación parecía controlada. El gobierno decretó una amnistía y la supresión de algunas de las medidas más irritantes, como la deportación de inmigrantes (sobre todo de Europa Oriental) sin juicio previo.

Durante las semanas siguientes, los miembros del Board of Directors del grupo Republic Now se dedicaron a buscar apoyo entre los parlamentarios y a viajar diversas ciudades, tanto para escapar de la policía, como para establecer nexos con distintos gremios.

Malas noticias y coronación

El 13 de junio se produce el pronunciamiento de Jagatjit Singh, 7º mahajará de Kapurthala, el cual dio comienzo a un alzamiento en el Punjab. Al principio, que un príncipe menor, de un pequeño principado de una zona remota del Imperio se rebelara, parecía un hecho aislado y se le dio una dimensión insuficiente por parte del gobierno y la prensa. Esta apreciación, fue cambiando en el transcurso de los días subsiguientes.

El 23 de junio de 1910 (cuando cumplió 16 años) fue coronado Eduardo VIII en una ceremonia austera, signada por las medidas de seguridad, en medio de la caótica situación.

Poster republicano

Afiche republicano

En una ceremonia paralela realizada en Oxford, Republic Now declara el establecimiento de la República, entre los vítores de los estudiantes de la famosa casa de estudios. La policía interviene a pedido de las autoridades universitarias y se producen refriegas con un saldo de 3 estudiantes muertos y varios heridos y detenidos.

En ese momento se conocen más noticias procedentes de la India. Efectivamente, Hyderabad declaró su total independencia y Mahmud Khan II Ahmadzai Baloch declaró la independencia no solo del Khanato de Kalat sino de todo el Beluchistán, un verdadero cachetazo a la cara del Imperio.

En este contexto, la residencia estudiantil de Indian House de la avenida Cromwell en Highgate es allanada pero no se efectuaron detenciones ya que sus habitantes lograron escapar.

Matanza de Downing Street

Durante la noche del 25 de junio, en una calle cercana a Downing Street, un grupo de manifestantes trató de avanzar hasta la residencia oficial y oficina de trabajo del Primer Lord del Tesoro y del Primer Ministro del Reino Unido pero un grupo de soldados de la Horse Guards Parade, lo impidió. Durante la confrontación alguien disparó un fusil y los soldados empezaron disparar a la muchedumbre. Murieron alrededor de sesenta y cinco personas y hubo aproximadamente ochenta heridos. La masacre empeoró aún más la situación, ya que los ciudadanos sentían que el gobierno los había traicionado.

Huelga

El 30 de junio los mineros nucleados en la Miners Federation of Great Britain declaran una huelga por tiempo indeterminado que pronto se transformó en huelga general, al plegarse los ferroviarios, los textiles y otros sindicatos. La huelga fue declarada ilegal por el gobierno y el 1° de julio el gobierno decide militarizar el servicio ferroviario. Los trabajadores reaccionaron saboteando distintos ramales. Los trabajadores portuarios se plegaron a la huelga el día 3, paralizando el comercio exterior, la "savia vital" de la metrópolis. La huelga fue sumamente exitosa entre los gremios fabriles, los cuáles tenían las peores condiciones laborales.

Egipto

El 1º de julio de 1910 la Revolución Nahda (Renacimiento) estalla en El Cairo, Egipto, la cual se propaga a Sudán. Durante la misma se emite una Declaración unilateral de independencia, tanto del Imperio Otomano como de Gran Bretaña.

Irlanda se subleva

El miércoles 6 de julio de 1910 la situación efectúa un giro al producirse el Alzamiento de San Malaquías (en irlandés Ardaitheoir Máel Máedóc Ua Morgair) en Irlanda contra la autoridad del Reino Unido. Los republicanos redoblan su prédica.

Cólera

Mientras tanto, debido a las condiciones insalubres y a la ola de calor, estalla un brote de cólera en la barriada pobre de la calle Broadwick en Londres. Se ha acusado al gobierno británico de no permitir el ingreso de médicos en la zona, controlada por anarquistas. En los días siguientes, 61 personas fallecerán debido a esta enfermedad. Esto solo provocó más resentimiento entre los londinenses.

Se extiende la revuelta

Mientras más tropas se despliegan en Londres y se declara un toque de queda, los republicanos se alzan en las ciudades de Manchester, Birmingham, Liverpool, Leeds, Bristol y Sunderland, con dispar suceso. Los republicanos solo consiguieron simpatías entre la población obrera y entre algunos intelectuales, pero si un firme desprecio por parte de las clases acomodadas, las cuáles se habían enriquecido con el comercio y la industria y no querían modificar el status quo. Tampoco obtuvieron apoyo entre las fuerzas armadas o la policía. Solo algunos reclutas irlandeses desertaron y se pasaron al bando republicano.

Según el modelo irlandés, se conforman milicias (mal) armadas en Bournemouth, Blackpool, York e incluso en el aristocrático balneario de Brighton.

British Patriotic League

BPL bandera

BPL

Las fuerzas conservadoras no se quedan atrás y se constituye la Liga Patriótica Británica (British Patriotic League - BPL). La BPL incluía tanto organizaciones paramilitares, como círculos sociales formales; actuando como grupos de choque, hostigando mediante el "matonaje" y acciones criminales, a residentes extranjeros, organizaciones sindicales y grupos de trabajadores en huelga.

Irlanda

El día 7 en Irlanda, el partido Sinn Féin, hasta ese momento monárquico, vira 180 grados en su posición y decide apoyar a los rebeldes. El día 8 los británicos siguen empantanados en Dublín y se encuentran con la desagradable sorpresa que decenas de miembros de la policía han desertado y se han unido a los rebeldes.

Motín de Bristol

El 11 de julio se amotinan algunas compañías de infantería, formadas por "enganchados" irlandeses que estaban a punto de ser embarcadas desde el puerto de Brístol a Irlanda para reprimir la revuelta. Detienen a sus oficiales, los encierran en la prisión local, de donde liberan a varios detenidos y declaran su intención de integrarse a los revolucionarios de Eire. El día 12 fueron atacadas por tropas "realistas" y luego de dos horas de combate, debieron rendirse, siendo todos los prisioneros ejecutados en el acto. Solo algunos pocos consiguen escapar y son escondidos en viviendas, establos y talleres de la zona.

British-army 1910

"enganchados" irlandeses

Se extiende la revuelta

A mediados de julio, se forman juntas republicanas en Cambridge, Eastbourne, Bath y Guildford. En esta última ciudad, el día 19 se produce un tiroteo y cuatro soldados son últimados cuando pretendían arrestar a la junta local. La consiguiente represión no se hizo esperar y varios civiles son asesinados. Sin embargo la junta local logra tomar el Guildford Castle, y se hacen fuertes en éste, en la catedral y otros edificios públicos como el King's College y la Universidad de Surrey.

Cambridge, situada a ochenta kilómetros de Londres, se convirtió en un importante centro republicano, y fue asiento de los parlamentarios rebeldes. Sin embargo, tropas realistas lograron tomar la ciudad entre el 20 y el 22 de julio.

Llamamiento real

El día 24 Eduardo VIII pronuncia un llamamiento a la paz. En el mismo promete reformas sociales (sin especificar cuáles) y políticas (entre ellas, sendas propuestas de autogobierno para Escocia e Irlanda), así como una amplia amnistía ("Forget and forgive" - Olvido y perdón). De esta amnistía están exceptuados sin embargo los miembros dirigentes de Republic Now, los rebeldes escoceses de la recientemente formada Liga Nacional Escocesa (Scots National League) y los miembros del Consejo militar irlandés. El llamamiento es ignorado.

Afganistán

El 27 de julio comienza la Tercera guerra anglo-afgano, en un momento en que las tropas habían sido reasignadas para sofocar los alzamientos.  Al recibir esta noticia, Eduardo VIII vaciló y solo el firme apoyo del Primer Ministro Herbert Henry Asquith evitó que el joven monarca abdicara.

El Rey Escocés

El 1° de Agosto se produce un hecho novedoso, cuando el noble español educado en Eton, Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó, XVII duque de Alba de Tormes y X duque de Berwick, descendiente lejano del rey James II & VII de Inglaterra, Escocia e Irlanda (1633 - 1701), se proclama Rey de Escocia.

Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó

Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó

Jacobo recibió el apoyo de algunos nobles escoceses, como John James Hugh Henry Stewart-Murray, 7mo Duque de Atholl y del hijo de éste, el Teniente Coronel John George Stewart-Murray, veterano de la Segunda Guerra anglo-böer. El Teniente Coronel John George Stewart-Murray integraba en ese momento la Territorial Force, una unidad de reserva, con lo cual habría un hipotético respaldo militar.

Sin embargo, también reclama el trono escocés Sofía Chotek, Duquesa de Hohenberg, la viuda del Archiduque Franz Ferdinand de Austria, heredero al trono de Austria-Hungría y una de las víctimas del 20 de Mayo, en nombre de su pequeña hija Sofía. (ver Guerra secesionista de Escocia).

Agosto

La revuelta se consolida en la ciudad de York, llamada la "capital del Norte". Los republicanos logran formar una fuerza de alrededor de 5.500 hombres, la mayoría obreros ferroviarios, empleados públicos, carboneros, laneros y estudiantes. Se produce un combate el día 5 entre los republicanos y las fuerzas combinadas de la BPL y la policía, en la zona de Bootham, que pronto se extiende a los barrios de Askham Bryan, Fulford y Deighton. La BPL se retira y concentra sus fuerzas en la Iglesia de Todos los Santos (North Street), donde se hace fuerte. Otros "realistas" buscaron refugio en la torre de Cliffords, una de las fortificaciones de la ciudad. Los republicanos aislaron a los realistas durante días hasta preparar el ataque. Se declaró un incendio, no se sabe con certeza si de sus perseguidores republicanos o de los propios realistas. Finalmente 150 combatientes realistas y sus familias perdieron la vida.

Birmingham, en el centro de Inglaterra y considerada la segunda ciudad del país, tampoco escapó a la violencia, la cual se propagó a las vecinas Tamworth, la antigua capital del Reino de Mercia, Lichfield, Coventry y las pequeñas poblaciones de Warwickshire. Cabe destacar la presencia de inmigrantes provenientes de la India Británica, quiénes confraternizaron con los republicanos pero fueron blanco de la furia de los "royalists" y defensores del Imperio. Una vez más, los obreros industriales formaron el grueso de las fuerzas republicanas, junto a los estudiantes, muchos de ellos abiertamente anarquistas.

El día 10 se produce un llamamiento a la paz por parte de la Conferencia de los Obispos Católicos de Inglaterra y Gales. La Conferencia de los Obispos Católicos de Inglaterra y Gales es la asamblea permanente de los obispos católicos y los Ordinarios Personales de los dos países que la constituyen. La guerra civil dividió amargamente a las familias.

Batalla de Warwick

El 22 de agosto se produce la batalla de Warwick. Warwick es la capital del condado de Warwickshire en el centro de Inglaterra, a 147 km de Londres. Durante la Revolución Industrial, Warwickshire se convirtió en uno de los condados más industrializados, con las consabidas desigualdades sociales. Los republicanos se habían hecho fuertes en la ciudad luego de algunas escaramuzas con la policía el día 17. Se permitió a los no combatientes abandonar la ciudad, mientras se levantaba el adoquinado para armar barricadas.

Bomba casera

Instrucciones para armar una bomba casera

El día 22 al mediodía alrededor de 15000 hombres entre soldados y policías, avanzaron sobre la ciudad desde el sur. Los republicanos estaban ampliamente superados en número de hombres y armamento. A esto hay que agregar que los "royalists" contaban con 13 cañones de diversos calibres, los cuales sometieron a la ciudad a un bombardeo que duró una hora. La lucha urbana se convirtió en una sangría. Los republicanos dominaban los edificios altos y los tejados, desde donde resistían fieramente el avance de los realistas, utilizando bombas incendiarias de fabricación casera, consistentes en una mezcla de ciertos productos inflamables con aceite de motor o serrín en un recipiente de vidrio. Finalmente, al atardecer y en medio de los incendios y las ruinas, cesó toda resistencia.

Gales

En Gales la revuelta se centró básicamente en las grandes ciudades portuarias del sur como Cardiff, Newport y Swansea, pero el pequeño grupo nacionalista Rhyddid i Gymru (Libertad para Gales) realizó algunas acciones en el campo, sobre todo en la isla-península norteña de Anglesey, donde logró hacerse con el control.

Batalla de York

Durante más un mes los republicanos dominaron la ciudad de York y sus adyacencias. Se formó una Junta de Gobierno (liderada por el propio Lord Mayor Thomas Carter, de profesión carnicero) que administró la ciudad en forma ordenada, se siguieron impartiendo las clases y el correo y el comercio siguieron funcionando. Se reclutó una milicia entusiasta aunque mal armada. La unidad local de la BPL conspiró todo el tiempo y realizó asesinatos selectivos y sabotajes.

York mineros

Mineros de York

El 13 de septiembre, bajo una intensa lluvia, la ciudad fue sitiada desde el Sur por una fuerza combinada de artillería, infantería y caballería, y desde el Este por infantes de marina que habían desembarcado en el puerto de Sewerby, distante 56 kilómetros, luego de un días de marcha, efectuada en carruajes, autos y camiones decomisados. El mismo Thomas Carter se reunió con el comandante realista, el teniente coronel Archibald Paris para parlamentar. El Tte.Cnel. Archibald Paris, veterano de la 2da. guerra anglo-böer, fue inflexible y solicitó la rendición incondicional de los rebeldes. Ante la negativa de estos, se permitió a los no combatientes abandonar la ciudad.

Durante la noche del 13 al 14, las posiciones rebeldes fueron sometidas a un intenso cañoneo. Durante la madrugada del 14, las tropas comenzaron a atacar las posiciones republicanas en la pista de carreras del York Racecourse, el cruce de Broadway y Fulford y la sede de la Universidad de York, defendida con ahínco por los estudiantes. Durante la mañana, la resistencia se fue haciendo cada vez más débil. Al mediodía, las tropas reales cruzaron el río Ouse y se encaminaron al centro de la ciudad. Estalló entonces una seria disputa entre los anarquista, partidarios de una resistencia acérrima y los miembros principales de la Junta de Gobierno, que quería preservar a York de los daños que había sufrido Warwick. Finalmente, por la tarde el grueso de los republicanos dirigidos por Thomas Carter se retiró hacia Shipton by Beningbrough en el norte, mientras otros se quedaron a resistir junto a los anarquistas y a los estudiantes sobrevivientes de la toma de la universidad.

La noche del 14 al 15 transcurrió en una calma solo interrumpida por ocasionales escaramuzas. El día 16 por la mañana recomienza el ataque de la artillería contra el el castillo de York, último baluarte de los insurrectos. A media mañana, las fuerzas combinadas de la infantería y los marines, tomaron por asalto el castillo, donde fallecieron todos sus defensores.

Alcance

El alzamiento republicano tuvo dispar éxito en las distintas regiones inglesas. Los distritos más industrializados o aquellos dedicados a la minería estuvieron entre los que más apoyaron a la República pero en las regiones agrarias, el apoyo fue mucho menor o directamente nulo.

Guerra civil inglesa

En rojo gran apoyo a la República En rosa menor apoyo En blanco apoyo nulo

Recordemos que la producción de carbón alcanzó su pico máximo histórico en esta época. Sin carbón, los ferrocarriles y la barcos se inmovilizaban. Así, cuando el gobierno intentó ocupar militarmente las minas de carbón (Escocia, Kent, Lancashire, Leicestershire, Midlands, Derbyshire, Nottinghamshire, Yorkshire y Gales) se encontró con la férrea resistencia de los trabajadores nucleados en la Miners Federation of Great Britain. Los mineros, si bien carecían de experiencia militar, eran hábiles en el manejo de los explosivos.

El alzamiento se hizo fuerte en casi toda Escocia, Anglesey, Flintshire, Denbighshire, Conwy, Pembrokeshire, el sur de Gales, Yorkshire, Midlands del Oeste y el norte de Inglaterra en general. Hubo fuertes estallidos en el Gran Londres, Berkshire, Buckinghamshire, Hampshire y Oxfordshire. Esto dio un suspiro a los rebeldes irlandeses y no hubo en Eire acciones significativas durante septiembre.

Por otro lado, el pronunciamiento tuvo nulo apoyo en Midlands Oriental (East Midlands), Essex, Norfolk, Suffolk, Dorsetshire, Wiltshire, Powys, Cornualles (a excepción de las islas Scilly1) y las islas escocesas Western, Orkney y Shetland.

El resto del territorio metropolitano osciló entre un tímido apoyo y la indiferencia.

1Thomas Algernon Smith-Dorrien-Smith, Lord Proprietor de las Islas de Scilly o Sorlingas, declaró su apoyo a la República. Las islas Sorlingas o Scilly son un pequeño archipiélago ubicado a 45 kms al oeste de la costa del condado de Cornualles. Días después, un destacamento naval lo separa de su cargo, sin un solo disparo.

Cambios en el comando

El General William Gustavus Nicholson, 1er Barón Nicholson, Jefe del Estado Mayor General desde el 2 de abril de 1908, debió renunciar el 27 de septiembre. Nicholson había servido en la Segunda Guerra Anglo-Afgana, la Guerra Mahdista, la Tercera Guerra Anglo-Birmana y la Segunda Guerra Boer, además de participar en la procesión fúnebre tras la muerte del rey Eduardo VII. El curso de las acciones no eran del agrado del Rey ni del resto del gabinete. Nicholson había encarado una reestructuración del ejército pensando en una guerra con Alemania. En los planes de nadie entraba una guerra generalizada en la India ni una nueva guerra con Afganistán y mucho menos un alzamiento republicano en la propia metrópoli. El ejército inglés no estaba de ninguna forma preparado para la lucha urbana "en casa".

John Denton Pinkstone French

John Denton Pinkstone French en la coronación de Eduardo VIII

Fue reemplazado por el General John Denton Pinkstone French, héroe de la Segunda Guerra Boer y recién vuelto de una gira de inspección por el Lejano Oriente.

French redirigió tropas destinadas a Irlanda para sofocar la asonada republicana y apeló a todos los medios a su alcance, incluyendo por primera vez el uso masivo de automóviles y camiones para la movilización de las tropas, ya que los ferrocarriles eran saboteados.

Urgido por la situación, French acordó una tregua entre irlandeses y británicos a partir del 1° de octubre. Esta decisión le acarreó un sinnúmero de críticas por parte de los sectores denominados "halcones" del establishment británico, encabezados por Winston Churchill y Arthur Balfour. La tregua durará casi un mes, ya que el 31 de octubre se reanudaron los combates.

Desarrollo posterior

Durante Octubre y Noviembre el gobierno británico fue combatiendo a los republicanos con moderado éxito. Las operaciones se vieron dificultadas por una ola de bajas temperaturas sumadas a las inclementes lluvias. Sin embargo, los rebeldes seguían siendo fuertes en Gales, el norte minero, Irlanda y Escocia, donde los sublevados ganaban apoyo.

En Egipto se proclamó el Sultanato. El nuevo alto comisionado especial logró entablar conversaciones para evitar perder el control del Canal de Suez.

La India estaba en llamas y la Tercera Guerra afgano-británica continuaba.

Nuevas preocupaciones para el gobierno británico asomaban en Europa. El Primer Ministro Herbert Henry Asquith veía tambalear su puesto. Había que terminar con los conflictos en la metrópoli.

Contrabando

Por un lado se decretó un bloqueo para cualquier buque que entrara en las aguas territoriales británicas, con el objeto de cortar el flujo de armas que recibían los rebeldes. Existían fundadas sospechas que existía un aprovisionamiento desde contrabandistas de Francia, Portugal, Bélgica, Holanda, Alemania e incluso Noruega, con o sin el conocimiento de los respectivos gobiernos. Gran Bretaña exigió a estos que controlaran este flujo ilegal. Las protestas diplomáticas no se hicieron esperar. En uno de los controles, una lancha rápida, la Miranda IV, intentó inspeccionar a un pesquero noruego cerca del Fiordo de Moray en Escocia. Estos intentaron evitar el abordaje y se suscitó un tiroteo, en el cual murieron dos noruegos y un marinero inglés. Esto suscitó un conflicto diplomático entre Gran Bretaña y Noruega, que culminó con la liberación del pesquero y su tripulación También había sospechas (nunca probadas) de que un submarino alemán (problamente el SM U-9) había descargado armas en Londonderry, distrito en manos de los rebeldes irlandeses.

Avance en Gales

De acuerdo a los nuevos planes trazados, se combatiría a los rebeldes paso a paso, concentrando fuerzas y usando a la Marina como transporte y apoyo de fuego, además de intentar desembarcos donde fuera posible. El Alto Mando sospechaba de la lealtad de las tropas voluntarias que formaban el grueso de la infantería, debido a su origen humilde.

A fines Noviembre comienzan las operaciones contra el sur de Gales. En primer lugar la flota bombardeó las posiciones galesas en los astilleros Alexandra de Newport, mientras la infantería cercaba la ciudad, luego de cruzar el río Usk. Recién el día 30 de noviembre cesó la resistencia y decenas de sediciosos fueron detenidos pero los anarquistas fueron ejecutados.

El día 2 de diciembre continuó el avance hacia Cardiff, la capital de Gales y principal reducto rebelde. La operatoria fue similar y una fuerza de marines desembarcó en los muelles de Cardiff, donde enfrentó una desesperada resistencia por parte de los obreros marítimos. Finalmente, casi toda la actividad insurrecta cesó en la zona, salvo esporádicos tiroteos, luego de tres días de combate, casa por casa.

Los "royalists" continuaron avanzando hacia Swansea, la segunda ciudad más grande del país de Gales, distante a 70 kilómetros, "limpiando" de rebeldes cada localidad en el camino (Radyr, Capel Llanilltern, Miskin, Pontyclun, Pencoed, Goytre, Port Talbot, etc).

Batalla de Swansea

El día 11 de diciembre los realistas se hallaron a las puertas de Swansea, pero se encontraron con que los rebeldes había volado los puentes sobre el río Tawe, el cual se hallaba muy crecido debido a las recientes lluvias.

Mientras tanto, Churchill se quejaba del lento avance de los militares y expresó públicamente su disconformidad, lo que causó un conflicto entre él y el General John Denton Pinkstone French, Jefe del Estado Mayor General, que amenazó con renunciar.

El día 12 de diciembre se inicia el ataque por tierra. La marina había estado bombardeando desde el día anterior. Hubo problemas entre las tripulaciones de algunos navíos que consideraban indigno y deshonroso atacar a una ciudad británica llena de civiles, como si se tratara de alguna población enemiga. "¡No al ataque a nuestros connacionales!" fue la consigna que circuló entre los marineros. Esta agitación llevó a la suspensión del cañoneo.

La mayoría de los 140.000 habitantes de la ciudad evacuó la misma para alejarse de los enfrentamientos pero algunas decenas de miles se quedaron dispuestos a resistir. La junta republicana local se atrincheró en los numerosos castillos de la zona, como Swansea Castle, Oxwich y Oystermouth, así como en la estación ferroviaria de Swansea High Street y la University of Wales Trinity Saint David. Todo el día se combatió duramente entre las calles de la ciudad. El combate urbano se convirtió en una pesadilla para las tropas británicas, que debieron avanzar casa por casa. Al caer la noche se suspendieron las operaciones que se reanudaron el día 13. No entraba en los cálculos de nadie la posibilidad de una resistencia tan feroz. Para el mediodía del día 14 solo quedaban en poder de los galeses los barrios de Gendros, Blaen-y-Maes, Ravenhill, Cwmbwrla, Cockett, Fforestfach, Mayhill y Townhill, al noroeste de Swansea, que finalmente serían tomados el día 15. La ferocidad demostrada por los aguerridos galeses en Swansea les valió el mote de "Los Leones furiosos" (Llewod gynddeiriog - The Furious Lions). Gran parte de la ciudad estaba en llamas y algunos edificios estaba completamente en ruinas, como la universidad. Los sobrevivientes fueron trasladados a un campo de prisioneros situado 30 kilómetros al Este, donde permanecieron en condiciones paupérrimas.

Avance en Gales Segunda etapa

El día 17 fue el turno de Llanelli, a 4 horas de marcha al noroeste de Swansea, previo paso por Pontarddulais.

El combate se centró en el Bryngwyn Mawr Hospital, el cual fue presa de las llamas, debido a los cañonazos recibidos. Una vez sorteado este escollo, los realistas se dirigieron al Llanelli Town Hall (ayuntamiento), donde enfrentaron una fuerte resistencia, vencida tras dos de tiroteo.

Los días siguientes le tocó el turno a las localidades de Pembroke, Haverfordwest y Milford Haven. Con estas acciones, el sur de Gales quedó pacificado, a excepción de algunos incidentes menores. Los rebeldes galeses se retiraron al norte pero algunos lograron burlar el bloqueo inglés y cruzaron el canal de San Jorge rumbo a Irlanda.

Batalla de Gloucester

Paralelamente, tropas realistas cerraban su cerco sobre la ciudad de Gloucester, la cual estaba rodeada desde el sur.

Gloucester está situada a 165 km de Londres y es una importante zona comercial entre Londres y Gales del Sur. Aquí la lucha se centró en el antiguo ayuntamiento y en la Iglesia de St Michael, conectada mediante túneles con la antigua abadía de San Pedro. Los combates cesaron el día 18, debido a la mediación de Edgar Gibson, obispo de Gloucester. Los republicanos entregaron sus armas y no hubo represalias por parte del comandante realista, Coronel W.A.B. Dennys.

Batalla de Worcester

El siguiente objetivo de los realistas fue la ciudad de Worcester, a 42 kilómetros al suroeste de Birmingham y 47 al norte de Gloucester. Aquí 16000 republicanos mal armados fueron aplastados por los 28000 de las fuerzas monárquicas. Las defensas de la ciudad fueron asaltadas por tres direcciones diferentes cuando llegó la oscuridad el día 20. El grueso de la milicia se retiró al amparo de la oscuridad hacia Birmingham, en medio de una pertinaz llovizna.

HMS Shannon

La noche del día 20 de diciembre, el crucero de la clase Minotauro HMS Shannon, botado en 1907, encalló en el banco de arena de Goodwin Sands, a 10 km al este de Kent, cuando perseguía a un mercante holandés que se negó a ser inspeccionado. No hubo víctimas que lamentar pero el prestigio de la flota sufrió un duro revés, iniciándose una investigación sobre las responsabilidades. No hubo un dictamen de culpabilidad y todos los oficiales fueron finalmente exculpados y reasignados.

Batalla de Birmingham

La reputación de la ciudad se forjó como la locomotora de la Revolución industrial en Reino Unido, siendo conocida como "El taller del mundo" o la "Ciudad de los mil oficios" y está considerada la segunda ciudad del país.

Birmingham estacion 1910

El día 22 de diciembre los caminos que llevan a Birmingham amanecieron cubiertos por una fina capa de nieve. Había nevado la noche anterior y la temperatura era de solo -5 grados.

Al suroeste de la ciudad se encuentran las colinas de Lickey,​ Clent y Walton, que alcanzan una altitud de 315 m y tienen amplias vistas sobre la ciudad. Este fueron los sitios donde las fuerzas realistas acamparon previamente a iniciar el ataque.

Un par de oficiales se acercó hasta las líneas rebeldes con el objeto de pedir su rendición inmediata. Obviamente, sus exigencias fueron rechazadas. Tampoco consiguieron la libertad del Lord Mayor de Birmingham, William Henry Bowater, en poder de los republicanos.

Birmingham 1910

A media mañana comenzó el ataque contra la Universidad de Birmingham, la cual quedó en ruinas. Durante los dos siguientes se combatió fieramente. El día 25 hubo una tregua navideña. El 26 se reanudó el asedio. El día 27 los realistas llegaron a las puertas de la Birmingham New Street Station, la más importante estación ferroviaria del país, donde los republicanos se hicieron fuertes. Lucharon hasta el último hombre pero la superioridad armamentística y numérica fue decisiva. Durante los días 28 y 29, las fuerzas realistas continuaron su avance por la ciudad, en medio de la hostilidad de los republicanos, parapetados en los techos y edificios altos. Además, debían combatir en cada barrio del centro de Birmingham, donde se habían levantado barricadas, incluso removiendo el adoquinado de las calles.

Para el 30 al mediodía, toda resistencia había cesado y el ejército efectuaba requisas casa por casa

Segunda Batalla de York

Habiendo recibido órdenes de acabar con los focos republicanos en Leeds y Bradford (distantes a 38 y 56 kilómetros al sudoeste de York), el comandante realista, el teniente coronel Archibald Paris, dudó, ya que su intención era proseguir al norte, hacia Shipton by Beningbrough, donde los republicanos de York se habían retirado el día 14, y propinarles una derrota definitiva. Ante la presión del Gobierno, Paris encaminó la mayoría de sus tropas a Leeds y Bradford. Los republicanos vieron una chance para recuperar York. El grueso de los republicanos dirigidos por Thomas Carter retornan y se reanudan los combates. En York solo había quedado una reducida guarnición integrada por un destacamento de marines, para mantener el orden junto a la policía local y miembros de la BPL. Al amparo de la noche, los republicanos se infiltran en el norte de la ciudad y logran hacer retroceder a los realistas al centro de York. Aprovechando el desconcierto, los prisioneros rebeldes alojados en barracas de la estación ferroviaria se amotinan y logran reducir a sus custodios. No tuvieron tanta suerte los prisioneros heridos que permanecían en el Hospital de la calle Wigginton, los cuáles fueron eliminados sin piedad por miembros de la BPL. Los realistas se encuentran entre dos fuegos y su situación dista de ser halagüeña. La lucha adquiere ribetes sangrientos. Si bien las tropas que caen prisioneras son generalmente bien tratadas, la relación republicanos-BPL es de características impiadosas, sin antecedentes. El teniente coronel Archibald Paris lográ volver a marcha forzada junto a un grupo de caballería y alivia la situación de los marines. Nuevos contingentes realistas se suman a la lucha y el día 1° de enero, los republicanos, vencidos, se desbandan en diversas direcciones, siendo "cazados" en los campos de Yorkshire. Los prisioneros rebeldes alojados en barracas de la estación ferroviaria que habían escapado de sus captores, fueron fusilados en cuanto se entregaron, a pesar de las promesas que recibieron. Thomas Carter es capturado y ahorcado. Su cuerpo permanecerá 5 días en exhibición a un costado del camino, siendo objeto de atrocidades. Sin embargo, un grupo logró burlar el cerco y escapó hacia el norte, a la zona conocida como Yorkshire Dales, para proseguir luego al Lake District.

Enero

Durante enero, toda la resistencia republicana cesó en Liverpool, Manchester, Sheffield, Bradford y Leeds. La isla de Man estaba ocupada militarmente, a pesar que no había habido actividad republicana allí. Solo Carlisle, la capital del condado de Cumbria, resistía penosamente en el norte.

En Gales aún existía un foco rebelde en Anglesey, ya que los rebeldes habían logrado volar el puente Menai, aislando por tierra el territorio. Sin embargo, la Marina desembarcaba tropas en distintos puntos de la costa.

Columnas de refugiados republicanos atestaban los caminos nevados del norte, rumbo a Escocia, donde el gobierno independiente se mantiene firme..

Londres estaba bajo la ley marcial. La opinión pública estaba cansada del conflicto. La British Patriotic League estaba fuera de control y recorría las calles, arrestando "supuestos" republicanos, en la mayoría de los casos, solo gente sin techo, que trataba de guarecerse del gélido invierno inglés, mientras buscaba algo que comer entre los desperdicios.

La lucha sigue en Irlanda, especialmente en Cork. Pero ya se han establecido contactos informales, gracias al gobierno belga.

...continuará...

Véase También

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.