FANDOM


Abierto Para Adopción


Esta Historia Alternativa esta Abierta Para Adopción, eres/sos libre de adoptarla y expandirla.

Urss1922

Expansión de la URSS en 1922

La siguiente althis nos mostrará como sería la historia si la URSS decidiera invadir y conquistar Polonia durante la guerra de 1919-1921.

Punto de divergencia

Hacia 1919, las fuerzas polacas controlaban la mayor parte de Ucrania occidental, ganando el conflicto con la república nacional ucraniana del oeste que intentó crear un Estado ucraniano en los territorios que reclamaban tanto polacos como ucranianos. Mientras tanto, los soviéticos comenzaban a ganar la guerra civil rusa y avanzaban hacia el oeste, hacia los territorios disputados, y para finales de 1919 se había formado un claro frente bélico. Los enfrentamientos fronterizos desembocaron entonces en una guerra abierta tras el avance hacia el este de Ucrania de Piłsudski (abril de 1920), el cual fue detenido por un contraataque del Ejército Rojo, inicialmente exitoso. La operación soviética empujó a los polacos de regreso hacia el oeste, hacia la capital polaca, Varsovia.

Sin embargo, eso sólo era el comienzo: Las tropas soviéticas, al mando de los camaradas Stalin y Trotski iniciaron una invasión relámpago y fueron más allá de Varsovia. Aunque los polacos se defendieron heróicamente en la Batalla de Varsovia, las fuerzas soviéticas los derrotaron, y después de varios meses, los ejércitos soviéticos lograron apoderarse del estado polaco, por completo. La guerra terminó en noviembre de 1920.

La revolución comunista se extiende por el mundo

Después de la victoria soviética en la guerra contra los polacos, en 1922, los soviéticos intentaron extender la revolución comunista a Alemania, que en aquél momento aun no se recuperaba de la derrota sufrida en la Gran Guerra. Sin embargo, el nuevo gobierno republicano alemán pidió ayuda a las Potencias de la Entente (Gran Bretaña, Francia, Italia y EE.UU.) para que intervinieran en territorio alemán; para fortuna de los alemanes, los ejércitos soviéticos fueron detenidos por una coalición improvisada entre las fuerzas alemanas y la Entente. La nueva alianza empujó a los soviéticos de nuevo a la frontera ruso-alemana que había antes de la guerra, y fue en estas fronteras que un alto el fuego fue establecido. Los soviéticos tuvieron éxito dos años después, en 1924, en el establecimiento de un estado comunista en Hungría.

En 1927, se desataría la Guerra Civil China, la cuál se originó tras la ruptura de los comunistas (dirigidos por Mao Zedong) con los nacionalistas (dirigidos por Chiang Kai-shek). Durante este conflicto, los comunistas chinos recibieron el apoyo de la URSS, mientras que los nacionalistas chinos eran apoyados por los países de la Entente. Sin embargo, a pesar de las victorias iniciales de los nacionalistas, los comunistas chinos empezaron a contraatacar y obtener nuevas victorias, no solo con la ayuda soviética, sino también de una nueva potencia: Japón. En 1932, tras cinco años de guerra, los comunistas triunfaron, y para reconocer al nuevo gobierno comunista chino, tuvieron que ceder el Turkestán Oriental a la URSS, mientras que Manchuria se independizaría, creando una nueva nación bajo la influencia del Imperio Japonés.

Una vez que la revolución comunista triunfó en China, la URSS ahora ha puesto sus ojos en la región del Medio Oriente, la cuál en su mayoría eran colonias de Francia y de Gran Bretaña. El primer país en caer fue la India, ya que la población de dicha colonia británica contaba con el apoyo de Subhas Chandra Bose, quien les prometió liberarlos del yugo británico si contaran con el apoyo de los soviéticos. La India se convirtió en una nación independiente y socialista en 1935. En 1937, Siria e Irak, estados títeres de Francia y Gran Bretaña respectivamente, empezaron a experimentar una serie de numerosas protestas pro-comunistas que protestaban en contra de la ocupación extranjera en esas regiones, y dichos movimientos triunfaron, ocasionando que Siria e Irak obtuvieran su independencia.

Formación del Eje Berlín-París-Roma

En 1929, la crisis económica golpeó duramente a Europa, sobre todo a Francia, Italia y Alemania, países que estaban sumidos en la pobreza causada por la crisis de posguerra. Estados Unidos ya no estaba en condiciones de seguir haciendo inversiones en el extranjero y el colapso se extendió rápidamente. La consecuencia inmediata fue la miseria de millones de personas, y el resultado último, que esta gente desesperada fue presa fácil de doctrinas totalitarias que les prometían recuperación material y empleo a corto plazo. Dichas doctrinas totalitarias se manifestaron en esas tres naciones.

En Italia, la primera dictadura fascista, dirigida por Mussolini, ya había sido establecida desde 1922. La economía se organizó en base a corporaciones gremiales que agrupaban a obreros y patrones. Tras el embate de la crisis económica, Mussolini logró algunos éxitos económicos en cuanto a aumentos de producción y gobernó como amo y señor de Italia, destruyendo a todos los partidos no fascistas y a sus adversarios políticos.

En Alemania, el Partido Nacional Socialista, dirigido por Hitler, empezaba a ganar más y más simpatizantes; dicha popularidad aumentó tras a crisis económica desatada el año 1929. Fue a partir de 1932 cuando los nacionalsocialistas se convirtieron en mayoría en el parlamento alemán, y al año siguiente, Hitler se convirtió en canciller de Alemania, y en 1934 se le otorgaron poderes absolutos. Según Hitler, los arios eran una raza privilegiada "forjadora de cultura". Por todo esto, la idea nazi comenzó a ser captada con simpatía por parte de las masas alemanas, que quería recuperar su orgullo nacional.

La situación de Francia durante la crisis económica fue más caótica y devastadora, ya que la mayoría de la población se mostró inconforme hacia el gobierno de la Tercera República. Sin embargo, la pólvora estalló en febrero de 1934. cuando los diversos militantes de extrema derecha decidieron unirse, con el apoyo de la mayor parte de la población, para protestar contra el régimen francés. Tras el aumento de los militantes, el presidente francés Albert Lebrun renunció al cargo, y en su lugar se estableció un gobierno autoritario liderado por Philippe Pétain, que restableció el orden en el país, y gracias a ello se realizaron diversas modernizaciones al ejército francés.

En mayo de 1939, se firmó un acuerdo político-militar conocido oficialmente como Pacto de Amistad y Alianza entre Alemania, Francia e Italia, denominado popularmente como Pacto de Acero. Dicho acuerdo fue firmado entre los Ministros de Relaciones Exteriores Galeazzo Ciano por Italia, Georges Bonnet por Francia y Joachim von Ribbentrop por Alemania, en el que se sentaban las bases de un futuro apoyo mutuo en caso de guerra.

Formación de la Organización del Tratado de las Américas

En 1938, EE.UU. ha realizado una propuesta para la integración de todos los países de América bajo una sola organización. A esta organización se integraron prácticamente todos los países del continente (A excepción de Paraguay, Argentina y Chile, que estaban bajo la influencia soviética, así como de Canadá, que permaneció en la Mancomunidad Británica de Naciones).

Gran Bretaña y Japón: Imperios democráticos

Los británicos y los estadounidenses siguen aislacionista. Siendo poderosas democracias capitalistas separados de las zonas de conflicto por los cuerpos de agua, ambos estados han seguido esta política hasta cierto éxito. El Imperio Británico continúa incluso después de la pérdida de la India, que dio a los británicos la idea de conceder más autonomía a algunas de sus colonias restantes y dando la independencia (bajo regímenes amigos) a otros. De hecho, los británicos han seguido una política de creación de regímenes amigos en un mundo post-colonial para contrarrestar los soviéticos, incluso si el MI6 tiene que terminar unas cuantas manzanas podridas. Los estadounidenses se han quedado en el Nuevo Mundo, eximiendo a los conflictos con Japón sobre las Filipinas antes de la independencia de ese país.

El imperio japonés está empezando a desmoronarse. Aunque el militarismo y la supremacía japonesa ha amainado, el GEACPS sigue siendo abrumadoramente pro-japonés al poco beneficio de todos los demás. Las advertencias de los anillos neocolonialismo hueco cuando el comercio japonés con los británicos y estadounidenses está en su punto más alto. Los japoneses están recurriendo a pan-asianismo y el anticomunismo para salvarlos, y con China y la India copias de las facciones comunistas en la esfera japonesa, esta táctica es cada vez más creíble por el día.

La Guerra Fría

La "Guerra Caliente"

Pax Russica

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.