FANDOM


Constitución Española de 1801

La redacción del artículo 1 constituye un claro ejemplo de la importancia que para el progreso español tuvo América. Fue el primero, y por ello, el más importante. Este es su famoso texto:

La nación española es la reunión de los españoles de ambos hemisferios.
Jura de la Constitución de 1801.jpg

Jura de la Constitución de 1801

La Constitución española de 1801 fue promulgada por las Cortes Generales de España el 24 de Diciembre de 1800. La importancia histórica de la misma es grande, al tratarse de la primera Constitución promulgada en España, además de ser una de las más liberales de su tiempo.  La constitución establecía el sufragio, la libertad de imprenta, abolía la inquisición, acordaba el reparto de tierras y la libertad de industria, entre otras cosas.
Las deliberaciones de las Cortes fueron largas, y en muchos casos difíciles. La cuestión americana fue uno de los temas más complejos, pues las Cortes delinearon por medio de la Constitución una organización territorial, política y administrativa que incluía a los territorios americanos.
Se trató de alcanzar un consenso que satisfaciera a los americanos, cuyos intereses pasaban porque la burguesía criolla se hiciera con el control político de sus territorios, frente a los peninsulares, que veían la cuestión americana como un problema ajeno y trataban únicamente de limitar el peso político de dichos territorios dentro de las futuras Cortes. En otros aspectos, las cortes hubieron de vencer las reticencias de algunos miembros a promover una legislación liberal, muy influenciada por los ingleses, se pretendía reducir el poder de la Iglesia, de la Corona, y la nobleza, estamentos minoritarios en las Cortes. Aunque las reticencias fueron vencidas, se mantuvo la confesionalidad del estado.
Se convierten en nuevos ciudadanos a los antiguos súbditos del absolutismo, y se incluía en su definición de ciudadanos españoles no solo a los europeos, o sus descendientes americanos, sino también a las castas y a los indígenas de los territorios de América y Asia.
Esta Constitución estaba pensada, ideada y redactada por representantes americanos como un proyecto global hispánico y revolucionario. Parlamentarios como el novohispano Miguel Ramos Arizpe, el chileno Fernández de Leiva, el peruano Vicente Morales Duárez, el ecuatoriano José Mejía Lequerica y el rioplatense Juan José Castelli, tuvieron una activa participación.

Separación de Poderes:

  • El poder ejecutivo recaía en el rey (luego Emperador) y sus ministros. (Según la reforma de 1825)
    • El Emperador es el jefe del Estado, figura que desempeña funciones de naturaleza eminentemente simbólica y que carece de poder efectivo de decisión. Sus actos tienen una naturaleza reglada, cuya validez depende del refrendo de la autoridad competente que, según el caso, es el presidente del Gobierno, el presidente del Congreso de los Diputados, o un ministro.
    • El Gobierno, cuyo presidente es investido por el Congreso de los Diputados, dirige el poder ejecutivo, incluyendo la administración pública. Los miembros del Gobierno son designados por el presidente, y junto a él, componen el Consejo de Ministros, órgano colegiado que ocupa la cúspide del poder ejecutivo. El presidente del Gobierno es el jefe de Gobierno del país, a quien corresponde dirigir la acción del ejecutivo y coordinar las funciones de los demás miembros del mismo.
  • El poder legislativo (Cortes) se dividía en dos cámaras (Cámara Alta o Senado y Cámara de los Comunes o Cámara Baja).
    • El Senado o Cámara Alta El Senado es la Cámara de representación territorial, en la que se combina la representación de los virreynatos (11 en España, 9 en América, 1 en Asia).
      Cada virreyno designa un Senador y otro más por cada millón de habitantes de su respectivo territorio, correspondiendo la designación a la Asamblea Legislativa o al órgano colegiado superior del virreynato.
      El Senado es elegido por cinco años, de manera que el mandato de los Senadores termina cinco años después de su elección o el día de la disolución de la Cámara.
    • El Congreso de los Comunes o Cámara Baja El Congreso se compone de un número de Diputados, elegidos por sufragio universal, libre, igual, directo y secreto, en los términos que establezca la ley. Son electores y elegibles todos los súbditos españoles que estén en pleno uso de sus derechos políticos. A efectos de la elección de Diputados la circunscripción electoral es la provincia. La ley electoral distribuye el número total de Diputados, asignando una representación mínima inicial de dos diputados a cada circunscripción y distribuyendo los demás en proporción a la población. La elección se verifica en cada circunscripción atendiendo a criterios de representación proporcional, siguiendo el sistema D'Hondt que permite evitar fraccionamientos inconvenientes para la estabilidad de la Cámara. El Congreso es elegido por cuatro años, de manera que el mandato de los Diputados termina cuatro años después de su elección o el día de la disolución de la Cámara.
  • El poder judicial. La designación de los jueces la realiza el Emperador con acuerdo del Senado.

Virreyes

En 1823 se agrega una claúsula relativa a la designación de los virreyes. Los mismos deberían permanecer en su cargo de 4 a 7 años "según las circunstancias lo ameriten". Los virreyes serán seleccionados por las Cortes virreinales de una lista presentada por el Emperador o el Consejo de Ministros de Estado. Un caso particular se presentó en 1830 cuando todos los candidatos presentados por Fernando VII fueron rechazados y las Cortes centroamericanas propusieron a Francisco Morazán Quezada (Tegucigalpa, 3 de octubre de 1792 - San José de Costa Rica, 15 de septiembre de 1862). Finalmente el nuevo virrey tomó posesión el 16 de septiembre de 1830. En su discurso inaugural, declaró: "El Pueblo soberano me manda colocarme en el mas peligroso de sus destinos. Debo obedecer y cumplir el solemne juramento que acabo de prestar."  Para los Borbones, los virreyes eran preferentemente de clase media (generalmente funcionarios de carrera que sean letrados).

Ayuntamientos y diputaciones

De especial trascendencia fueron los artículos constitucionales referidos a ayuntamientos y diputaciones provinciales, en cuya redacción la comisión adoptó la Memoria presentada por Miguel Ramos de Arizpe, diputado por Coahuila, para la organización y gobierno político de las Provincias Internas del Oriente de Nueva España.
SpanishConstitutionMap.svg.PNG
Fue de vital importancia para desentrañar un aspecto importante del proceso revolucionario de la península y América, como fue, a partir de sanción constitucional, la creación de ayuntamientos en todas las poblaciones que tuvieran al menos 1000 habitantes. La propuesta provino del propio Miguel Ramos de Arizpe. Esto provocó una explosión de ayuntamientos en la península y, especialmente, en América, al procederse, tras la aprobación de la Constitución, a convocar elecciones municipales mediante sufragio universal indirecto y masculino. Eso constituiría un aspecto clave para la consolidación de un poder local criollo y un ataque directo a los derechos jurisdiccionales, privilegiados, de la aristocracia, aspecto fundamental para acabar con el régimen señorial en la península y con el colonial en América. Ese respaldo americano a la Constitución se articuló a través de su promulgación por autoridades locales y vecinos en cabildos abiertos, en cuya conmemoración proliferaron plazas y monumentos dedicados a la Constitución por todo el continente americano.

Derechos

Se contempla (disposiciones generales) una serie de derechos y libertades. Se regulaban derechos de los inicios del liberalismo burgués, lo que suponía un avances respecto la situación existente:
  • Supresión de aduanas interiores.
  • Inviolabilidad del domicilio.
  • Libertad personal.
  • Derechos del detenido y preso.
  • Abolición del tormento (relacionado con la integridad física y moral).
  • Se derogan los señoríos jurisdiccionales, desapareciendo así la división entre señorío y realengo
Art. 87. Los reinos y provincias españolas de América y Asia gozarán de los mismos derechos que la Metrópoli.
Art. 88. Será libre en dichos reinos y provincias toda especie de cultivo e industria.
Art. 89. Se permitirá el comercio recíproco entre los reinos y provincias entre si y con la Metrópoli.
Art. 90. No podrá concederse privilegio alguno particular de exportación o importación en dichos reinos y provincias.
Art. 91. Cada reino y provincia tendrá constantemente cerca del Gobierno diputados encargados de promover sus intereses y de ser sus representantes en las Cortes.
La Corona de las Españas y de las Indias será hereditaria en nuestra descendencia directa, natural y legítima, por orden de primogenitura.  En defecto de descendencia natural y legítima, serán las Cortes quienes designarán al heredero, entre aquellos que haya creído más dignos de gobernar a los españoles.

Reformas posteriores

Del 15 al 18 de enero de 1866 se realizaron en toda la Mancomunidad las elecciones a Cortes Constituyentes.  Por primera vez votaron todos los varones desde los 21 años, incluso los analfabetos.  La campaña electoral fue animadísima y en ella los periódicos jugaron por primera vez un papel importante en la propaganda política y en la movilización de la opinión pública.

Casi un año después, el 1º de Marzo de 1867,  comenzaron a sesionar los diputados elegidos a las Cortes Constituyentes, en la ciudad de Santiago de Cuba. No fue casual el sitio elegido. Debía reunir dos condiciones: no estar en la Península ibérica y no estar en ninguno de los grande virreynatos americanos (Río de la Plata, Perú, Nueva España).

Rápidamente se formaron dos grandes bloques y multitud de sub-bloques.  Por un lado, los "progresistas" y por el otro, los "conservadores", divididos en monárquicos-democráticos, absolutistas, isabelinos, republicanos, federales, unitarios, etc.

Se crearon distintas comisiones para tratar y elaborar varios temas. Nicolás María Rivero resultó elegido presidente de las Cortes y en su discurso defendió la democracia como «la última forma del progreso humano en el estado actual de civilización de los pueblos».

«La Nación Española y en su nombre las Cortes Constituyentes elegidas por sufragio universal, deseando afianzar la justicia, la libertad y la seguridad, y proveer al bien de cuantos vivan en España, decretan y sancionan la siguiente Constitución.»  Preámbulo.

Fue ratificada la monarquía como forma de gobierno por 214 votos contra 71, aunque con unos poderes limitados pues el poder legislativo residía exclusivamente en las Cortes.

La Corona en la Constitución mantenía muchos de los poderes propios de una Monarquía constitucional -especialmente el de disolver y suspender las Cortes y el de designar y separar gobiernos-, por lo que no era un mero poder simbólico como sucede en algunas monarquías parlamentarias.

El otro punto polémico fue la cuestión religiosa porque finalmente se estableció la libertad de cultos por primera vez en la historia del constitucionalismo español, según el artículo 21 se permitía «el ejercicio público y privado de cualquier otro culto» no católico, lo que levantó las protestas de algunos diputados y de la jerarquía eclesiástica.

“La Constitución del 67 no sólo era la más liberal de las que se habían promulgado en España, sino que también se colocaba a la vanguardia de las europeas de ese momento."

Anexo Extracto Constitución 1801

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar