FANDOM


Wiki Esta Historia Alternativa tiene un autor. Cualquier cambio debe ser primero consultado con esta persona antes de editar.

Cono de construcción Esta pagina está en construcción.

Es posible que a causa de ello haya lagunas de contenido o deficiencias de formato. Por favor no edites o agregues algo a este articulo. Propone cualquier cambio en la pagina de discusión.

FriedIII

Federico III

En 1888, el Káiser Guillermo I del Imperio Alemán falleció, dejando como su sucesor a Federico III, quien, sin embargo, gobernó por poco tiempo y murió por una enfermedad de la garganta antes de poder reformar el país conforme a sus ideas liberales. ¿Pero qué hubiese pasado si Federico, sano al tomar el poder, llevase a Alemania hacia la democracia?

Esta historia es la forma (o una de ellas) del autor para conmemorar el centenario del inicio de la Gran Guerra, que cambiaría la historia de la humanidad para siempre.

El nuevo káiser

Tras 27 años como heredero al trono, Federico sucedió finalmente a su padre Guillermo como rey de Prusia y emperador alemán el 9 de marzo de 1888. Se dirigió al público, declarando con una viva voz Seguiré vivo por al menos treinta años, y por ese tiempo, con todo lo que tenga que enfrentar, serviré fielmente a Alemania y al pueblo alemán. ¡Dios sea testigo!

Las fuerzas progresistas del país esperaban con impaciencia la llegada de Federico al trono, para abrir una nueva era en Alemania gobernada por las ideas liberales, y su entrada en funciones fue aclamada y rápidamente atareada, como él esperaba. Inmediatamente después de llegar al trono, condecoró a su esposa con la Orden del Águila Negra.

Federico creía que un Estado no debía actuar en contra de la opinión popular de sus habitantes. Tenía una larga historia en el liberalismo, y había discutido sus ideas e intenciones con Victoria y otros antes de su reinado. Admirando a el príncipe Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha y el sistema parlamentario británico, Federico y su esposa planearon gobernar como consortes y liberalizar a Alemania a través de la designación de los ministros más liberales. Tenían la intención de limitar severamente el cargo de canciller, y reorganizar Alemania para incluir muchos elementos del liberalismo británico.

La nueva Alemania

Políica interior del Emperador

Al inicio de su reinado, Federico se encontró rápidamente en una situación ajetreada, a pesar de que el país se encontraba en una paz relativamente próspera. En el primer año, ya estaba consiente del descontento de ciertos sectores de la población, sobre todo de los ilustres, la prensa y mayormente los obreros de Alemania, puesto que la industria tenía una mala regulación laboral y existía una contínua represión a la libertad de opinión y pensamiento, construída por Bismarck e impulsada por Guillermo I. Esta clase de políticas conservadoras provocó roces, ya de por sí contínuos, y malosentendidos entre el canciller y el emperador, que no hicieron sino empeorar hasta que Federico le removió finalmente de su puesto en 1890. 

Por otra parte, y para empeorar la descripción de la relación entre Bismarck y Federico, el príncipe Guillermo, apegado a sus ideas opuestas a las de su padre, se mantuvo alejado de él, al grado que no hizo declaración alguna a la coronación del nuevo emperador. Bismarck, vislumbrando en el conflicto su oportunidad para ganar poder ante la familia imperial, alentó la discordia apoyando al príncipe en su posición, que perduró incluso después de la muerte del propio Bismarck, en 1898. Sin embargo, la intervención de Victoria previno que Federico desheredara a Guillermo como su sucesor.

Se hizo rodear por ministros de corte liberal, y junto con ellos reformó la política conservadora de su padre, reforma a la que Bismarck se resistió, y que provocó su desatinado final al ser destituido y reemplazado por Leo von Caprivi. En primer lugar, convirtió el Estado de bienestar en un auténtico fin antes que la herramienta que consideraron sus predecesores, a la vez que favoreció las libertades civiles y la participación política. Entre sus acciones más destacadas, fue la de permitir el acceso al voto de la mujer en 1901 y establecer leyes más estrictas contra la explotación laboral y sobre todo la infantil (con las leyes por las que se estableció el día de descanso obligatorio los domingos, la prohibición del trabajo a menores de 13 años y la disminución de la jornada laboral a los niños de entre 13 y 18 años a 10 horas), a la vez que incentivaba a la industria, la reorganización militar y a la educación pública.     

Política exterior del Emperador

La unión dinástica entre las casas de Hohenzollern y la de Sajonia-Coburgo-Gotha favoreció a las relaciones políticas y diplomáticas entre el Reino Unido y el Imperio Alemán, de forma que, entre otras cosas, en el reinado del emperador Federico se firmó, el 8 de abril de 1895, el tratado de Freundlich Verstehen, o entendimiento cordial, que era un tratado ofensivo y defensivo y de regulación mútua de la expansión colonial. Más allá de la preocupación inmediata por la expansión colonial incluida en el tratado, la firma del Cordial Agreement marcó el fin de siglos de conflictos intermitentes entre ambas naciones y el inicio de una coexistencia pacífica que continúa en el presente. El tratado se ratificó mediante una visita del emperador a su suegra la Reina Victoria del Reino Unido en el castillo de Windsor. Éste tratado, unido al de la triple alianza firmado doce años atrás entre Alemania, Italia y el imperio Austro-húngaro, sirvió de base a la creación de un sistema de alianzas que se establecería durante la gran guerra, conocida como la Alianza imperial.

Esta situación de entendimiento mútuo favoreció la expansión económica y colonial bilateral. Destaca sobre todo la realización del sueño de Cecil Rhodes: la construcción de la Carretera Panafricana (construída para ambos tránsitos férreo y terrestre), que conectaba Ciudad del Cabo con El Cairo y para la cual se obtuvo el beneplácito de la reina Victoria y el káiser Federico, con el antecedente de la construcción de una línea de telégrafo que fue completada en 1896.

La Gran Guerra

Las causas

Artículo principal: Incidente de Fachoda

En 1894 se concertó la Conferencia de Berlín, solicitada por Reino Unido y Francia y auspiciada por Otto von Bismarck, a fin de resolver los problemas que planteaba la expansión colonial de África y resolver su repartición. A la conferencia asistieron las naciones anfitriona y solicitantes, además de Bélgica, Italia, Portugal y España. De esta forma, el proceso de colonización marcó un punto álgido de la situación imperialista de la Europa de finales del Siglo XIX, que continuó a pesar del mismo acuerdo, pues aún permanecieron discordias entre las potencias por el control de las zonas más estratégicas del continente. Este conflicto, exacerbado por el Incidente de Fachoda, fue uno de los desencadentantes de la Gran Guerra.

Francia pretendía construir una carretera de manera similar a la Panafricana que conectase sus posesiones de África del Norte entre Brazzaville y Yibuti. No obstante, el gobierno francés comprendía que tras los acuerdos de la Conferencia de Berlín era preciso asegurar primero una ocupación militar de los territorios a reclamar, y así imponer "derechos" en una región de África antes que otras potencias europeas. 

Sin embargo, la coyuntura de las pretensiones francesas no había de ser resuelta tan fácilmente, y aunque el 18 de septiembre de 1898 las fuerzas inglesas y francesas se encontraron de una forma cordial en la aldea de Fachoda el evento resonó hostilmente en Europa, donde las mutuas acusaciones de expansionismo imperialista se aunaron a los conflictos coloniales de Italia y Alemania con Francia, además de la cuestión de los Balcanes. 

Las consecuencias

Artículo principal: Gran Guerra

La situación llegó a su punto álgido el 18 de octubre de 1898, cuando Francia finalmente declaró la guerra al Reino Unido, dando comienzo a la Gran Guerra. Dos días después, y en función del tratado del Freundlich Verstehen, Alemania declara la guerra a Francia. El 21 de octubre, Austria e Italia movilizan a sus tropas dentro del contexto de la Triple Alianza, actuación que indigna a Rusia, enviando ésta un ultimátum para desmovilizar a las tropas de ambos países. El día siguiente, Rusia declara la guerra a Austria, Alemania e Italia. La Gran Guerra acababa de empezar.  

El destino de Europa

Pax Germania, Pax Britannia

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.